fbpx
cuando un perro se come un pato de goma de bebé

Cuando un perro se come un pato de goma

crianza multiespecie by creciendo entre perros

Los juguetes de tu bebé y tu perro. ¿Cómo evitar accidentes?

Uno de los peligros de convivir con perros y niñ@s es el mundo JUGUETES. Y cuando no has trabajado el autocontrol ni la diferenciación entre juguetes del bebé y del perro…o cometes un error como el que he cometido yo, puede costarte un grave disgusto. En este post te voy a contar la experiencia reciente que hemos vivido cuando mi perra Bela se ha comido un pato de goma del bebé y analizaré los motivos, las consecuencias y el plan de acción a partir de ahora. 

Los juguetes del bebé y tu perro

En el post de Embarazada y con perro ya introduje este tema, pero hoy lo extenderé como se merece.
Para que una convivencia entre perro y bebé transcurra sin riesgos respecto a los juguetes, es importante tener en cuenta lo siguiente: 
  • Autocontrol (que sea capaz de estar rodeado de juguetes y si tiene la curiosidad de cogerlos sepa autocontrolarse)
  • Suelta bien trabajado (sin miedo)
  • Habituación (que un estímulo neutro pase a ser algo positivo, que se acostumbren)
  • Cuidado con juguetes pequeños que puedan ingerir
  • No interactuar con esos juguetes con tu perro
  • Dejarle reconocerlos (se mira pero no se toca)
Éste es el primer vídeo que hice cuando me quedé embarazada: Los juguetes del bebé y los perros.

 

Cuando un perro se come los juguetes del bebé

En 14 meses de Crianza Multiespecie es la segunda vez que sufrimos un accidente así.

La primera vez fue una tetina, al poquito tiempo de nacer Álex. Se nos cayó y quedó en el suelo sin saberlo, y ese olor a leche materna fue irresistible para Bela. Se la comió y sólo nos dimos cuenta de los hechos cuando la vomitó, porque pensábamos que uno de los dos la habríamos tirado por accidente a la basura. 

Pero ésta vez, si mi perra se ha comido el pato de goma del bebé, ha sido por MI CULPA.


El domingo estuvimos jugando con un patito en el barreño que le pusimos al pequeño humano en la terraza, y yo salpicaba agua a Bela con él, el nene se lo tiraba, ella lo devolvía…

 

perro se come pato goma bebé
Bela observa el pato de goma

Hasta lafecha, teníamos 4 patos de goma que han podido pasar días por el suelo de toda la casa, y mis perros nunca han tenido el más mínimo interés por ellos. Hasta hace unos días. 

Después de este divertido rato en familia con el agua y los juguetes, no pensaba que pasaría algo así, pero ha ocurrido, y ahora toca analizar. 

Por suerte, lo masticó e hizo pedazos y horas después lo vomitó. Momento hasta el cual, tampoco sabíamos que se lo había comido.

Pero podría hacer sido peor si se lo hubiera tragado entero, muy común en los perros con los que no se ha trabajado el autocontrol y de hecho, se ha castigado y “peleado” por sacarle las cosas de la boca a la fuerza. Con este tipo de actuaciones los perros aprenden a ingerir lo más rápido posible para evitar que les roben su “tesoro”.

¿Por qué los perros se comen los juguetes de los bebés?

Te aseguro que no hay ningún plan maléfico ni dominante en este comportamiento. Más bien, es un mal aprendizaje y mala habituación con los juguetes del bebé.
Como decía antes, el autocontrol o nuestras malas prácticas influyen mucho a la hora de evitar este comportamiento, pero también puede haber otros motivos, habría que evaluar cada caso de forma individual. 
En nuestro caso, yo me salté una de las normas básicas: NO JUGAR CON LOS PERROS CON LOS JUGUETES DEL BEBÉ. 
Sí, me pareció divertido: el bebé se reía, a Bela le encanta el agua y el patito era el medio de unión en la interacción entre ambos. Estaba tan entusiasmada por verlos jugar que “cedí”, y como los perros nunca le habían hecho caso a los patitos de goma, no pensé en las posibles consecuencias. 

¿Qué pasa si mi perro se come un pato de goma?

Pues como enfermera veterinaria que soy, te diré vi de todo en el aparato digestivo de un perro durante mi estancia en un hospital de urgencias. Patos de goma no, aunque sí circuló una radiografía de un caso cercano en el que encontraron varios de éstos juguetes en un perro. Además, porque navegando por internet parece que no es tan inusual que estos lindos patitos acaben en las entrañas de los perros. 

 

Por increíble que te parezca hace un tiempo una noticia se hizo viral porque encontraron 32 patos de goma en el estómago de un perro.

Así que ya sabes que la broma, le puede salir cara a tu perro si se obstruye con uno de éstos, porque pasar por un quirófano es algo que podríamos evitar con las precauciones y educación adecuadas.

Se contabilizan al menos 5 patos de goma en el estómago de este perro

Si ves cómo se come un juguete:

Acude al veterinario con urgencia. Es muy común oír eso de “esperaré a ver si lo echa” mientras que ese tiempo es de vital importancia para garantizar un buen tratamiento y prognóstico. 

Si pasa el tiempo y no lo expulsa en vómito o heces, tu perro corre el riesgo de sufrir una obstrucción con posibilidad de daños en su aparato digestivo, tales como peritonitis y/o necrosis en el intestino entre otras y pueden acabar con la vida de tu perro. 

Remedios caseros para hacerles vomitar, no se recomiendan si no se sabe el estado y la situación del cuerpo extraño, por lo que nuevamente, lo ideal sería hacer una radiografía para valorar el procedimiento de extracción y si hay o no complicaciones.

Si no has visto cómo tu perro se come un juguete: 

Puedes sospechar que lo haya hecho si notas: 

  • Que no quiere comer/beber
  • Decaído
  • Dolorido
  • Vómitos de todo lo que come/bebe
  • Diarrea (puede ser con sangre negra o roja)
  • Posición de rezo (dolor abdominal)
  • Lame el suelo o alguna superficie con insistencia (por dolor)
posición rezo perro dolor indigestion
Posición de rezo en un perro por dolor abdominal

¿Cómo evitar que mi perro se coma los juguetes del bebé?

Aunque lo hagas todo bien, puede ser que un día, el perro pueda romper, masticar y tragarse un juguete , pero en ese caso, aunque sigue teniendo riesgos, es más probable que su cuerpo lo expulse por sí mismo. 

No obstante también es importante valorar la actitud del perro frente a los juguetes del bebé, y si hay estrés mientras el pequeño humano juego, derivar la actividad hacia algo más calmado que no centre su atención en ellos.

El escenario ideal para evitar un susto pasa por los siguientes consejos: 

Así que con esta check list espero que logres tus objetivos y consigas disfrutar de los beneficios del juego entre perros y niños tanto como estamos disfrutándolo nosotros, pero sobre todo Bela, Dólar y Álex. 

¿Cuál es ese juguete del bebé por el que tu perro siente fijación? ¿Has tenido alguna vez un susto así?

Si te gusta ¡Comparte!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

2 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *