fbpx

Ven a Mí – Silencioso

El cambio de rutinas durante el embarazo, la llegada del bebé y la convivencia con niños pueden reducir el vínculo con tu perro y la llamada.
El estrés y otras prácticas cotidianas inconscientes poco respetuosas reducirán la probabilidad de que tu perro acuda a ti cuando sea realmente necesario. ¡Comienza por el cambio de mentalidad y valora los resultados!

Este contenido está restringido para usuarios del Club Creciendo entre Perros. Puedes unirte aquí  

Leer Más >>
Accede a tu cuenta
Abrir chat
¡Hola soy Tamara! Dime en qué te puedo ayudar